Queso fresco

Leche cabra y oveja

Queso fresco y tierno, sabor suave.

Aspecto exterior:
Formato típico Tronchón con las caras en forma de volcán y grabado con motivos florales.
Corteza de color blanco nacarado. El peso oscila alrededor de 1.000 gramos en los grandes y de 450-500 gr. En los de formato pequeño.
Aspecto interior:
Textura blanca al tacto, firme y algo elástica.
Buena solubilidad en boca. Nada gomoso ni seco. Percepción de frescura.
Al final de la masticación se percibe el tamaño fino del grano.
Olor de intensidad baja. Característico a la leche de la que procede. Ligero sabor dulzón, láctico y agradable. Poco salado y ausencia de amargor.